El Mercadillo de Pepa

Objetos exclusivos, cachivaches, cousos y muchas sonrisas

INDIA. MI VECINO EL COCINERO.

Namasté. Tenía intención de escribir estas experiencias a diario y siguiendo un orden cronológico pero es imposible. No dispongo de mucho tiempo para poder hacerlo así y además, no influye en el contenido.

Os presento a un cocinero al que veo siempre que salgo a comprar por el barrio. Desconozco su nombre, como todos, porque para mí es dificilísimo recordarlos y pronunciarlos. La primer vez que le vi, me ofreció su producto con la mejor de sus sonrisas. Tiene un pequeño «restaurante» en la calle y su especialidad son como empanadillas rellenas de vegetales que fríe al momento. Mu hubiera encantado probarlas pero tengo que ser precavida y  juiciosa. Prohibido totalmente comer en los puestos callejeros de comida. La primera razón y más importante es por cuestiones de salud y limpieza. Es muy fácil que nuestro delicado estómago se resienta y acabe sentada en el wáter durante días. Otra razón es que en este país es muy, muy fácil que elementos extraños se asientan en tus intestinos y te contagies. No lo quiero ni pensar. Por eso, todas las precauciones son pocas. El agua, siempre envasada, incluso para lavar los dientes.  De todas formas, en dos o tres ocasiones ya me salté todas las medidas de seguridad y hasta ahora, sin problemas.

Cada vez que nos vemos, el cocinero me saluda con su mejor sonrisa y el otro día le pedí si podía hacerle unas fotos. Encantado, me dijo. Me presentó a su esposa y a su cuñado. Se mostraron muy amables , especialmente el  cuñado, que  me miraba con unos ojillos…jajajajaja.

Estas fotos no merecen comentario. Excepto los pocos restaurantes indios, a los que solo pueden ir los adinerados y los occidentales, por todas partes se instalan «cocinillas » así, tanto con puestos ambulantes como en locales inmundos. Todos viejos, sucios y destartalados. Hay miles de ellos.

Una anécdota curiosa. Un día me saludó como siempre: Good morning, how are you? Siempre le contesto lo mismo. Fine, thank you. Only fine, not very fine? No jajaja, only fine. Y me mira como diciéndome; no, tiene que estar muy very fine, muy bien, no solo bien.

Supongo que lo habéis entendido. Buenos días , como esta?, Bien gracias, le contesto. Solo bien? no muy bien?, me pregunta extrañado. No, jajaja, me rio, solo bien. Y mueve la cabeza con desaprobación.

Y hoy, de nuevo, la misma pregunta pero… Today very fine?  Hoy más contenta? Un día iré y le diré: I am ver ver very fine. A ver como reacciona.

Una de las fotos de su restaurante  muestra un pequeño altar: la cabeza de un buda y fotos de candidatos políticos. ¡ Teníamos que aprender! Ofrecerlos a los Dioses para limpiarlos de toda corrupción y que los ayudasen y favoreciesen para servir mejor a los ciudadanos. Jajajaja, quien vería  los políticos en la Iglesias.

En otra foto podéis ver un cartel de candidatos y allí está él, quiso que lo fotografiara. Se le veía muy  orgulloso.

Y el comedor… tiene dos. Uno exterior y otro interior. Aunque hasta ahora nunca vi alguno con televisión. Un lujazo.

Ah, se me olvidaba. Este «resturante» se encuentra situado debajo de un árbol.

IMG_5753

 

IMG_5760IMG_5761IMG_5759zo.

 

 

IMG_5762IMG_5754

 

 

 

No Comments »

INDIA. LA LLEGADA

Hola. Por fin estoy aquí, en New Delhi ( India). Después de un año y medio de espera, todo se resolvió en apenas una semana y cuando me di cuenta, estaba en el aeropuerto de Roma esperando el avión con destino La India. Por cierto, no fue difícil encontrar la puerta de embarque; nos limitamos a seguir a los numerosos viajeros con aspecto de indios. Sus vestimentas y turbantes los delataban.

El vuelo fue nocturno así que cenamos en el avión y la primera sorpresa. Todos los pasajeros de nuestro alrededor pidieron whisky antes de cenar. Al parecer son muy aficionados.

El viaje transcurrió con total normalidad; dormimos casi todo el trayecto y unas nueve horas después aterrizamos. En el aeropuerto lo que más me llamó la atención es que una mayor parte esta enmoquetado.

Nos estaban esperando y empieza la aventura….

 

 

No Comments »